Telefónica recortará su plantilla en un 20%

Autor: Comentar
Comparte este artículo
La semana pasada Telefónica, la principal compañía de telecomunicaciones española, anunciaba su intención de recudir su plantilla en un 20%. De esta manera, buscaría la prejubilación de una quinta parte de sus trabajadores mediante un ERE. En una situación económica y, sobretodo, de empleo tan complicado como la que pasa España,  se antoja como una medida bastante negativa.

telefonica

Telefónica quiere tomar ésta y otras medidas para obtener una mayor flexibilidad y compensar los efectos de la crisis económica. La compañía pretender que algunas de sus actividades sean realizadas por otros proveedores externos a la propia empresa. No sería un proceso inmediato sino que esta reducción del 20% tendría lugar durante los próximos tres años. La mayor parte de las prejubilaciones afectará a trabajadores de su sección de telefonía fija.

También se entiende,  que empresas con tantos beneficios, tengan que hacer frente al coste íntegro que supone esas prejubilaciones, y no que tengan que ser los contribuyentes y la Seguridad Social. Por una vez, parece que todos los grupos políticos están de acuerdo en encarecer estas prejubilaciones y obligar a estas empresas a acometer esos costes. Sin embargo, desde la empresa se señala que estas prejubilaciones llegan fruto de un acuerdo previo entre la empresa y los trabajadores, y que las condiciones, por tanto, son muy beneficiosas para todos los trabajadores que se prejubilen.

Lo que está claro,  es que sorprende  una medida en una empresa que sigue aumentando sus beneficios como se  indica  desde la propia compañía. Han señalado que tienen previsto conseguir un total de 600 millones de euros mediante la venta de activos no estratégicos, como pueden ser activos inmobiliarios y aplicaciones de tecnologías de la información.

telefonica-cesar-alierta

Sin embargo, ni los propios trabajadores , ni los sindicatos de la empresa se han quejado hasta ahora, al menos de forma evidente o pública, ya que el ERE podría ser muy beneficioso para ambas partes. Hay que recordar que con la prejubilación el empleado conserva un alto porcentaje del salario (entre el 100 y el 80% del mismo) hasta alcanzar la edad de jubilación, por lo que muchas personas pueden aceptar de buen grado una prejubilación.

El problema radica en que durante ese periodo, por la medida tomada por la empresa, la seguridad social hace frente a esa prestación, mientras que la empresa sólo tiene que hacer frente a la diferencia entre lo que recibe y la cantidad pactada con el trabajador.

Una vez terminados esos 24 meses, es la empresa la que asume todos los costes hasta la edad de jubilación. Sin embargo, en este caso Telefónica se ahorra todos los costes fijos de un trabajador, así como,  la diferencia entre la retribución que recibía antes y la acordada entre ambas partes.

El problema para el Estado, y por tanto para el resto de contribuyentes, es que esa persona cotizará menos tiempo y también pagará menos impuestos al acogerse a la prejubilación. Y en el estado actual, resulta un lastre más que añadir a la larga lista de problemas ya existentes.

También,  el problema sería ver si Telefónica va a recuperar esos puestos de trabajo en algún momento con nuevas contrataciones o es ya una decisión definitiva para recortar costes y maximizar ingresos.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Destacados, Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar