Gestionar impagos

¿Qué herramientas existen para gestionar los impagos en una empresa?

Mantener una empresa con plena salud financiera en los días de hoy es, en muchas ocasiones, algo más que tener un buen producto y saber venderlo. Los impagos se han convertido en uno de los mayores problemas para la mayoría de los empresarios que deben afrontar los gastos de la empresa sin saber cuando van a cobrar lo que ya han trabajado.

Hay varios consejos y herramientas que se pueden utilizar para llevar a cabo de forma eficaz una gestión de impagados. Interesa encontrar una solución práctica y eficaz, que evite perder tiempo con una parte del negocio muy poco agradable y que no va ligada a su crecimiento.

Es importante tener en cuenta que la mayoría de los impagados se pueden recuperar utilizando las técnicas adecuadas.

La comunicación

Hay varios tipos de deudores y reconocerlos ayudará a encontrar la mejor solución para recuperar el dinero.

Aunque cuando hablamos de deudores no pensamos en un retraso casual en el pago, hay situaciones en que el impago es por una causa justificada o un olvido. También puede ser que el cliente esté pasando por una dificultad pero quiera encontrar una solución para ponerse al día con los pagos.

La comunicación es clave, principalmente por escrito para que quede constancia de la problemática. Sin embargo, además de informar de la deuda, algo que el cliente seguramente será consciente, es importante intentar encontrar una solución viable para ambos. Fraccionar la deuda en pequeños importes puede ser una alternativa de cobro.

Servicios de gestión de cobros

Cuando hablar no soluciona el problema, se vuelve imprescindible tomar otras medidas. Suelen ser necesarios procedimientos que requieren conocimientos, tiempo y esfuerzo y, a menos que sea justo ese el negocio de la empresa, no es un tema que se controle habitualmente. Así, puede ser conveniente buscar un servicio de apoyo a empresas, que pueda llevar a cabo todo el proceso de forma adecuada.

Los morosos suelen deber dinero a más que una empresa y, si tienen que pagar, lo harán a la que les pueda ocasionar más problemas. Un servicio de gestión de cobros especializado suele conseguir mejores resultados en menos tiempo, algo imprescindible para poner sanear las cuentas de nuestra empresa y recuperar rápidamente lo que nos deben.

Organización y programas específicos

Si decidimos tomar las riendas del problema nosotros mismos, la organización es imprescindible. Aparte de los conocimientos legales que puedan ser necesarios, es importante conocer al detalle la deuda y los plazos. De nada sirve pactar un modo de pago fraccionado con el cliente si no nos damos cuenta cuando no lo cumpla.

Los morosos suelen intentar ganar tiempo y debemos luchar contra ello. Sin la organización necesaria, tendrán todo el tiempo que quieran, entre nuestro olvido y el que se tomarán por su cuenta, retrasando la recuperación de la deuda pendiente.

Por supuesto, elegir el tipo de organización es un paso importante. Es posible tener los listados en una libreta, un excel o un programa específico. Cada uno

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *