Los agentes sociales siguen retrasando la reforma laboral

Autor: Comentar
Comparte este artículo
La situación actual de crisis económica, así como la elevadísima tasa de paro (que sigue creciendo), obliga a que se tomen serias medidas y se lleva a cabo una profunda reforma laboral, que permita que se vuelva a crear empleo y generar crecimiento económico. Todos los organismos internacionales, el gobierno y, sobretodo, los ciudadanos están señalando la necesidad urgente de llevar a cabo dicha reforma que, por otro lado, permita una mayor flexibilidad de nuestro mercado laboral.

agentes-sociales

Esta necesidad y urgencia se ve que no afecta a los sindicatos y la patronal, que no sólo no llegan a un acuerdo definitivo, sino que encima siguen ralentizando que se lleve a cabo la reforma. De hecho, según ha informado Europa Press, ambos agentes sociales habrían pedido más tiempo al gobierno para intentar solventar las profundas diferencias que los distancian, así como para llegar a acuerdos. Estos señores no se dan cuenta que mientras ellos no tienen precisamente ningún problema para llegar a final de mes, millones de persona no tienen trabajo y, en muchos casos, son familias enteras que están subsistiendo con lo básico. Y ahora, después de años de reuniones y fracasos, quieren tomarse más tiempo, con total tranquilidad. Una actitud intolerable.

Esperemos que el nuevo Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cumpla su promesa de llevar a cabo la reforma del mercado laboral, con o sin los agentes sociales, ya que no se puede seguir esperando puesto que la situación requiere urgencia y firmeza en las decisiones. De hecho, tal y como ha señalado en numerosas ocasiones el nuevo gobierno, su principal y primera prioridad es crear empleo y, de esta manera, comenzar a reducir drásticamente la insostenible tasa de paro actual.

De este modo, el presidente de la patronal, Juan Rosell, y los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Mendez, deberán llegar a un acuerdo real antes del próximo 13 de enero, que es la fecha límite marcada por el Gobierno. Esperemos que de una vez piensen en el bien colectivo y colaboren con el nuevo ejecutivo para encontrar las mejores soluciones para la economía y mercado laboral del país.

Por ahora, sindicatos y patronal han llegado a acuerdos para la solución “autónoma” de conflictos, la formación profesional para el empleo, el absentismo y las mutuas, la racionalización de los festivos, las jubilaciones anticipadas y las medidas de prejubilación, así como en todo lo relativo a las bonificaciones y reposición de prestaciones en los EREs.

El Gobierno espera recibir el documento con el acuerdo antes del viernes para así poder valorarlo y estudiar su aprobación en el Consejo de Ministros de ese día. Pero se hace complicado pensar que las grandes diferencias todavía existentes permitan llegar a dicho acuerdo en tan poco plazo. Así, que es de esperar que el ejecutivo “coja el toro por los cuernos” y realice la reforma laboral con la mayor brevedad posible.



0 Comentarios Enviar un comentario