Fracaso de la huelga general y los sindicatos

Autor: Comentar
Comparte este artículo
huelga-fracaso

La huelga general convocada por los sindicatos para este 29 de marzo ha sido un completo fracaso, a pesar de que desde UGT y CCOO se hayan querido dar prisa en señalar que ha sido todo un éxito con un 77% del seguimiento. Porcentaje a todas luces muy alejado de la realidad. De hecho, y de manera sorprendente, desde las primeras horas de la mañana el nivel de actividad de las grandes ciudades españoles era similar al de cualquier otro día, con miles de personas que se desplazaban a su lugar de trabajo o realizar sus ocupaciones diarias. Tan sólo algunos piquetes violentos han intentado romper esta normalidad. Estas personas se deberían dar cuenta que tan respetable y legal es hacer huelga, como no secundarla. Para eso estamos en una democracia. Por suerte, el amplio despliegue policial ha evitado males mayores.

De hecho, son bastantes las voces de personas que han secundado la huelga que han reconocido en declaraciones a distintos medios que el seguimiento ha sido mucho menor que en otras ocasiones. Así que, más allá de la típica propaganda sindical, la realidad es que hay datos que dejan bien a las claras que el paro no ha tenido, ni de lejos, el éxito que esperaban y que proclaman los portavoces sindicales. Más bien al contrario, la actividad en la mayoría de los sectores ha sido muy parecida a la de cualquier otro día.

Uno de los datos más utilizados que permite medir el impacto de una huelga es el del consumo eléctrico. Si nos atenemos a este indicador, se constata que la caída del consumo eléctrico respecto al jueves de la semana ha sido del 19,8%. Además, hay que tener en cuenta el cambio al horario de verano y el buen tiempo que nos está acompañando, por lo que esa cifra es superior incluso al impacto real de la huelga. Asimismo, la caída del consumo ayer miércoles ya fue del 12% por las dos mismas razones señaladas, por lo que realmente la diferencia de consumo de un día a otro ha sido de un 8%. Porcentaje que deja bien a las claras la influencia que ha tenido la huelga de hoy.

El Gobierno ha señalado que el impacto de la huelga ha sido muy inferior al registrado en la anterior ocasión en el año 2010. También ha destacado la absoluta normalidad en las grandes superficies, en el transporte urbano, en los mercados centrales, en el sector público, en bancos y cajas. El tráfico en las principales carreteras ha sido también el habitual. Tan sólo ha habido un seguimiento mayor en los sectores ferroviarios y de la automoción.

En definitiva, datos que reflejan claramente que la huelga general y los sindicatos han cosechado un gran fracaso.



0 Comentarios Enviar un comentario