>Cosas de Finanzas

¿Cuáles son las diferencias entre los tipos de préstamos rápidos que pueden contratarse?

Autor: Comentar
Comparte este artículo
19 julio, 2017

Actualmente todos conocemos lo que son los préstamos dinero rápido o eso creo, sobre todo si alguna vez hemos hecho uso de ellos para alguna causa en concreto. Anuncios en televisión, radio e internet nos han invadido haciendo que cada día estemos más cerca de ellos. Antes de comenzar el artículo y para al que no le quede claro todavía podéis consultar más información en este enlace.

Las entidades de crédito, tanto privadas como bancarias, han ido generando a lo largo del tiempo distintos tipos de préstamos con condiciones variables y ventajas que hacen que cada uno de ellos se adapte a un cliente en concreto o a una finalidad determinada. Vamos a desglosar cada uno de ellos:

  • Anticipos de Nómina: consiste en una cantidad de efectivo que se adelanta y es proporcional a la nómina del contratante. Es decir, nos permitirán acceder de manera ágil a la cantidad de nuestra nómina en cuestión teniendo un plazo de devolución que va desde 6 a los 12 meses. Lo normal para poder acceder a ellos será acudir a la entidad financiera donde tenemos domiciliada la nómina.
  • Minicréditos o microcréditos rápidos: Concedidos por empresa de capital privado y cuyas cuantías van desde los 50€ a los 1200€, aunque existen algunas que ofrecen una mayor cantidad de dinero.

Si es cierto que cada entidad pones sus propias condiciones pero por lo general son trámites de una gran agilidad y que apenas requieren condiciones. Todos hemos visto frases del estilo “300€ en menos de 15 minutos” o “consigue tu crédito con ASNEF”

Son préstamos que se devuelven en un plazo de 30 días y su coste medio es de un 1,2% diario.

  • Préstamos al consumo: son préstamos concedidos por grandes superficies comerciales y establecimientos. Con el objetivo de incentivar la compra de sus productos ofrecen la oportunidad de adquirir sus bienes de coste más elevado y pagarlos en 6,12 u 18 meses a un interés del 0%.
  • Préstamos preconcebidos. Al igual que ocurria con los anticipos de nómina, los préstamos preconcebidos serán efectivos con la entidad donde tengamos domiciliados nuestros ingresos. A través de un análisis de crédito el banco estimará una cantidad de dinero para que podamos obtenerla de manera inmediata. Sus condiciones similares a los préstamos tradicionales, el único cambio es que la entidad financiera ya habrá realizado los estudios pertinente a priori.
  • Préstamos personales: Utilizados para llevar a cabo proyectos de mayor envergadura y que servirán para responder a cantidades superiores a los 3000€. Su plazo de reembolso será de unos pocos meses a varios años y se reembolsan de forma mensual junto con el pago de los intereses.

Saber qué tipo de préstamos necesitamos nos ayudara a elegir de una forma mucho más responsable el tipo de préstamos que necesitamos y así conseguir las mejores condiciones.

Por:

Categorías: Préstamos