Cómo negociar las Hipotecas y pagar menos al mes

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Muchas veces, y más en la actual y complicada situación económica que están viviendo muchas familias, nos vemos ahogados por las cuotas de una hipoteca que religiosamente pagamos cada mes.

Vemos que casi todos nuestros ingresos van para pagar los gastos fijos, entre ellos, y el que más cantidad de dinero supone, es el pago de la hipoteca.
Evidentemente todos buscamos una fórmula para pagar menos a final de mes; por eso, te proponemos varios métodos que puedes utilizar para, al menos, afrontar con más tranquilidad varios pagos de tu hipoteca.

Sin embargo, y de la misma manera, hay que tener en cuenta que los bancos no son nunca “monjas de la caridad” , y que al final pagaremos todo el montante.

Será muy difícil, de hecho, reducir el total a pagar, es más, con estos métodos para reducir la cuota muchas veces tendrán como contra-prestación que encarecerán aún más la cuota total de la hipoteca. Así que hay que intenta recurrir a ellos sólo si estás en una situación en la que te tienes grandes dificultades para poder hacer frente al pago de tu hipoteca.

77006446

Volver a negociar el período de amortización

Es el método más sencillo y más habitual. Consiste en acudir al banco y solicitar que amplíe el plazo de amortización de la hipoteca. Pasaremos a pagar menos, pero a cambio el montante total subirá ya que estaremos pagando más cantidad de intereses. Por eso, esta opción debes estudiarla muy bien.

Renegociar el tipo de interés

Se trata de solicitar del banco una mejora del tipo de interés que pagamos. Será la única manera de conseguir también que paguemos menos en la cantidad total. Es algo bastante difícil de conseguir. Será necesario llevar muchos años siendo fiel a la misma entidad bancaria y haber pagado regularmente y sin problemas cada cuota de la hipoteca. En algunas ocasiones, al solicitar dicha rebaja en el tipo de interés, la entidad podrá solicitarnos contratar algún otro servicio con ellos. Habrá que valorar si nos puede salir rentable a cambio de una reducción del tipo de interés.

Estos dos métodos, consistentes en mejorar las condiciones generales de la hipoteca, se conocen como novación.

Subrogación

El consumidor puede intentar mejorar las condiciones de su hipoteca acudiendo a otro banco, que le ofrezca otras ventajas que el cliente no puede rechazar. El cliente podrá acudir a varios bancos y exponer las condiciones que tiene con su entidad pudiendo los nuevos bancos hacer un estudio para mejorar sus condiciones.
La clave de este método es que nuestro banco actual tendrá que mejorar las condiciones que le presentamos nuevas o estará obligado a dejarnos ir. Sólo tendremos que pagar una comisión de subrogación por irnos, que por Ley nunca podrá ser superior a un 0,50%.

Imagen sujeta a licencia CC



0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar