Alemania y Francia promueven un verdadero gobierno económico para la zona euro

Autor: Comentar
Comparte este artículo
El eje franco-alemán ha decidido ponerse serio y tomar las riendas de la economía europea. Por esta razón, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente galo, Nicolás Sarkozy, se reunieron ayer en el Elíseo para recuperar el crecimiento de la zona euro y luchar contra la especulación. Para ello, aprobaron una serie de propuestas. Aunque dada la importancia y el peso de ambos países en la Unión Europea, casi se puede entender que son unas exigencias comunes que el resto de países deberán asumir.

sarkozy-merkel< /p>

La primera de las propuestas y más importantes sería la constitución de un gobierno económico de la zona euro, que estaría formado por el consejo de jefes de Estado y de Gobierno de los países de este área. Este nuevo organismo se reuniría, al menos, dos veces al año. Sarkozy y Merkel proponen a Van Rompouy como primer presidente, y tendría un mandato de dos años y medio.

La segunda de las propuestas sería el compromiso por ley de los países de la Unión Europea con la estabilidad presupuestaria y el establecimiento de un techo de deuda. De esta manera se intentaría evitar situaciones como las que están afectando a países como Italia y España en las últimas semanas. Los 17 miembros de la zona euro tendrían un plazo máximo de un año para incorporar este compromiso en su Constitución o la principal norma legislativa.

Alemania y Francia pretenden también que se establezca una tasa sobre las transacciones financieras y establecer un impuesto común a las empresas, de manera que en el 2013 haya una igualdad de la fiscalidad de todas las empresas europas, compartiendo bases tributarias y tipos comunes. Por último, indicaron que hay que reorientar los fondos de cohesión y estructurales europeos para que incentiven el crecimiento.

Este paquete de propuestas ha sido en primera instancia recibido de forma positiva por el resto de líderes de los países miembros de la UE, pero algunas de ellas supondrán importantes cambios y esfuerzos que habrá que ver si los países están dispuestos a asumir. Merkel ha querido hacer ver que el compromiso con el resto es necesario, pero también el esfuerzo de los países para reducir sus deudas, y que la aprobación de estas medidas tendrá efectos positivos para todos.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Destacados, General


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar